#ComidasQueTransforman

Cargando...

 
 

En los últimos años, la tendencia de niños con sobrepeso u obesidad ha ido en aumento.

Muchos padres definen la contextura de sus hijos como “gruesos o macizos o fuertes”, la realidad es que la idea que un niño gordito es más fuerte y saludable es una idea errónea.

Según la comisión nacional de derechos humanos, el 60% de los niños que sufren de bullying son obesos.

Adicional al impacto psicológico, los niños con sobrepeso u obesos presentan dificultades al hacer deportes o en clases de educación física ya se quedan sin aliento a causa de la dificultad respiratoria que padecen, les duelen las rodillas, y lastimosamente se ha demostrado que estos niños a largo plazo tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes, presión arterial elevada, problemas de colesterol y hasta algunos tipos de cáncer.

Para poder saber si su hijo tiene sobrepeso u obesidad existen tablas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que toma en cuenta el sexo (hay tablas tanto para niños como para niñas), la edad y el índice de masa corporal, que es la relación que hay entre el peso y altura por medio de una fórmula (peso (kg)/ altura (m)* altura (m)).

Una vez se obtiene este número se grafica en la tabla, y dependiendo del percentil en que se encuentre se sabe si el niño tiene sobrepeso u obesidad.

Tanto médicos como especialistas en salud pediátrica pueden orientarlo, y evaluar al niño para saber si tiene exceso de peso.

Según la última Encuesta de Niveles de Vida que se realizó en Panamá en el 2008, 1 de cada 4 niños y adolescentes tiene sobrepeso u obesidad. Una cifra alarmante ya que esta va en aumento.

Algunos de los cambios que los padres pueden hacer en casa para prevenir el sobrepeso u obesidad son:

  1. Disminuir el consumo de bebidas con calorías como las sodas, jugos (aunque sean light o sin azúcar), te frío, chichas, etc.Las comidas deben ser acompañadas por agua, y si desea una fruta es mejor comerla fresca que en algún jugo.La Academia Americana de Nutricionistas recomienda limitar el consumo de jugos 100% naturales a 4oz (1/2 taza) por día en niños.
  2. Aumentar el consumo de frutas y vegetales.El Ministerio de Salud y otras organizaciones internacionales, tienen una campaña de 5 al día.

    Ingerir 5 frutas y vegetales todos los días, ayudan en la prevención de obesidad.

    Para poder lograr esto debemos incluir una fruta o vegetal en cada comida y/o merienda.

  3. Limitar el «tiempo pantalla» como la televisión, computadora, ipad, video juegos etc.El 25% de los niños ve más de 4 horas de televisión diaria!

    Esta cantidad de horas enfrente de una pantalla compite con el tiempo destinado a actividad física, promueve el sedentarismo y la mala alimentación (presten atención a la cantidad de comerciales de cadenas de comidas rápidas y meriendas aparecen en estos momentos), y da más oportunidades para comer bocadillos o meriendas.

    Incluso estudios demuestran que puede interferir con el sueño.

  4. Incrementar la actividad física.El ejercicio juega un papel fundamental para la prevención del sobrepeso u obesidad.

    Mantener a los niños activos por medio de actividades tanto dentro como fuera de la escuela puede ayudarlos a prevenir el exceso de peso.

    Deportes futbol, nadar, montar bicicleta, correr son solo algunas de las tantas opciones de actividades físicas diarias que pueden realizar los niños.

Dietas no supervisadas y muy restrictivas pueden tener un impacto negativo en el crecimiento y desarrollo de los niños.

Es por esto que el niño que presenta problemas de sobrepeso u obesidad debe ser asesorado por un especialista nutricionista/dietista que lo ayude con un plan de alimentación que esté alineado con sus gusto y sea balanceado para su edad.