#ComidasQueTransforman

Cargando...

 
 

El despertador suena y da inicio al nuevo día.

Muchos son el despertador de sus hijos, teniendo el «snooze» más maravilloso y flexible que existe, cuando escuchamos la vocecita que dice «mami (o papi), cinco minutos más».

Accedemos, administrando su tiempo. Generalmente, el que sufre es el tiempo para Desayunar, porque hay que correr o nos deja el bús.

Se dice que del 8% al 12% de los niños en etapas escolares no desayunan, y cuando entran en la adolescencia, del 20% al 30% han adoptado el hábito de no desayunar. ¿Les es familiar esta rutina mañanera?

El Desayuno es muy importante, rompe con el ayuno de estar horas durmiendo y sin comer.

Es la primera comida del día, que aporta el arranque que nuestro cuerpo necesita.

En general, los niños que desayunan tienen mejor salud integral, lo cual puede atribuirse a los tipos de alimentos que suelen asociarse a la comida de la mañana.

«El desayuno es un muy buen momento para consumir fibra en forma de cereales y panes integrales», indican médicos especialistas.

La fibra puede ayudar a controlar el peso y también ha sido asociada con niveles más bajos de colesterol.

Hoy en día, época en que el aumento de peso y la obesidad se están volviendo una importante preocupación para la salud pública, los expertos coinciden en que es importante hacer el esfuerzo para que los niños y adolescentes se sienten a desayunar.

Entonces, ¿cómo hacer para que los chicos y grandes de la casa coman algo por la mañana?

Incluye el Desayuno en tu agenda y la de sus hijos.

Transforma el desayuno en una prioridad en tu hogar. Los pequeños pueden adoptar el hábito y los adolescentes comprender su importancia.

Si por diversos motivos, les resulta difícil desayunar en casa, prueba sirviendo alimentos fáciles de llevar.

Lo importante es que coman un poco de carbohidratos saludables que le brinden la energía para iniciar su día.

Algunas opciones de desayunos para llevar son: el yogurt con avena y frutas, avena, frutas de temporada, frutas secas, cereales altos en fibras, galletas o muffins de fibras y frutas.

Muffins de Guineo con Avena, un buen ejemplo de desayuno en casa o para llevar. ¡Agrégale un vaso de leche!

Receta Muffins de Guineo con Avena

Sirve 9 porciones. Si las horneas un Domingo, tendrás un opción de desayuno saludable avanzada para tu semana.

Ingredientes

  • 2 guineos maduros, medianos
  • 1/2 taza de pasitas
  • 1 1/2 taza de leche descremada al 2%. Si deseas puedes sustituirla por leche descremada, deslactosada o leche de almendra.
  • 2 claras de huevo
  • 2 tazas de avena «old fashion», asegúrate que no sea la instantánea
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1/3 taza de miel de abeja
  • Opcional: 1/4 taza de almendras o nueces u otra fruta seca

Preparación

Calienta el horno a 350º.

Bate las claras de huevo, aceite, vainilla, miel de abeja y los guineos majados. En otro recipiente, mezcla los ingredientes secos, avena, sal, polvo de hornear y canela.

Combina ambas mezclas, añádele la leche y poco a poco las semillas.

Cuando el contenido esté homogéneo, colocar 2 cucharadas de la mezcla en bandeja de cup cakes previamente engrasada con aceite de girasol o spray de cocina.

Asegúrate de utilizar papel para cupcakes.

Hornear por 30 – 35 minutos.

Introducir un palillo al centro de la masa para confirmar que está lista, cuando éste salga limpio.

Disfrútalos tibios o refrigéralos.

Si los refrigeras, caliéntalos antes de comerlos.

¡Disfrútalos en casa, en el bus, el tranque o donde quieras!